Rutina Diaria
Limpieza
El paso más básico para el cuidado de la piel. A través de la limpieza eliminamos la suciedad de la piel, el maquillaje y el exceso de contaminantes, para mantener la piel saludable.

La limpieza debe hacerse día y noche, todos los días, para que sea realmente efectiva. Este paso consiste en eliminar los residuos de maquillaje y suciedad proveniente del exterior, a la vez que removemos las células muertas (exfoliación) de la capa superficial.

Al remover las células muertas del estrato córneo, se estimula la renovación celular ya que la piel reemplaza estas células muertas por otras saludables. Así, la piel se mantiene libre de imperfecciones y con una suavidad óptima.

Además, la limpieza ayuda a evitar la obstrucción de los poros en la piel, lo que usualmente da paso a las imperfecciones e inflamación del acné.

¿Qué necesito buscar en un limpiador?

Primeramente, se debe buscar un limpiador libre de jabón y alcohol, ya que esto daña y reseca las capas de la piel. Además, siempre es recomendable buscar limpiadores que ofrezcan mayores beneficios que sólo el eliminar las impurezas: con propiedades hidratantes, queratolíticas, antibacteriales, etc.

Para piel mixta o grasa, es recomendable agregar también un exfoliante para usarse dos o tres veces a la semana. Una exfoliación es un tipo de limpieza de la piel más vigorosa, que elimina las células muertas, estimulando la regeneración.

La exfoliación puede ser química (como con retinoides), que penetra en las capas y acelera esta renovación o física, con productos de microesferas que eliminan de forma mecánica las células y contaminantes de la capa superior.

Consejos de limpieza

También es importante no abusar de la limpieza. Limpiar el rostro más de dos veces al día, especialmente si exfoliamos, puede causar daños a las fibras de la piel, así como privar a las capas internas de su barrera de defensa de aceites esenciales, llevando a la resequedad y la pérdida de agua.

Al momento de hacer la limpieza facial, se recomienda usar agua tibia para la limpieza, ya que esta abre los poros y permite una limpieza más profunda. Al terminar, se debe enjuagar con agua fría, para cerrar los poros, evitando la acumulación de nuevas impurezas.

Se recomienda también no secar el rostro de forma agresiva o con toallas de papel o fibras abrasivas. Lo ideal es secar con toallas suaves y dando ligeros golpecitos en el rostro.

Productos recomendados

Un limpiador antiedad formulado para eliminar las impurezas de la piel.
Moisturizer Cleanser with Supplamine®

Una loción desmaquillante de ojos sin alcohol y con pH neutro que elimina el maquillaje y la contaminación sin irritar.
Eye Make-up Remover

Limpiador cremoso y espumoso que ayuda a eliminar las impurezas de la piel y el exceso de maquillaje sin dejar residuos del producto.
Gentle Cleanser

Exfoliante con textura de gel y microesferas que limpia las impurezas del rostro y tiene una textura espumosa.
Exfoliating Cleanser

Un limpiador que no es agresivo con la piel y que la mantiene libre de bacterias. Ayuda a renovar las capas de la piel y es refrescante.
Clarifying Cleanser
Tónico
El tonificante es posiblemente uno de los más pasos menos conocidos de la rutina de cuidados de la piel. Su función principal es el de complementar y potencializar la efectividad de los tratamientos antiedad. El tónico, por su composición, funciona primordialmente como un vehículo que lleva los ingredientes activos a las capas interiores de la piel.

El tónico sigue a la limpieza de la piel, ya que este no se seca ni se enjuaga, pero antes de los tratamientos. Como regla general, los productos se usan del más ligero al más denso y el tónico, por su consistencia acuosa como suero, es de los más ligeros.

¿Qué debo buscar en un tónico?

Un tónico libre de alcohol es indispensable para evitar irritaciones y resequedad. Así mismo, se recomienda que el tónico tenga ingredientes activos que preparen y hagan sinergia con los tratamientos antiedad; algunos tónicos pueden tener propiedades hidratantes y exfoliantes, los cuales pueden mejorar el proceso antienvejecimiento.

Para piel mixta o grasa, debe preferirse un tónico que sea oil-free, con una consistencia más líquida que aceitosa, para así evitar imperfecciones.

Consejos para aplicar el tónico

Usar un algodón o pad suave, el tónico se aplica en la piel después de enjuagarse pero con el rostro aún húmedo (para mejorar la penetración de los productos). También algunos tónicos ya vienen en presentación spray, no líquido, los cuales pueden ser más cómodos para la aplicación, pero menos efectivos en cubrir toda la zona del rostro.

El tónico también es para usarse día y noche, a menos que posea ingredientes activos fotosensibilizantes (como algunos ácidos). Sin embargo, si el tónico tiene contraindicaciones con la exposición solar, se recomienda tener dos, uno para el día y uno para la noche.

Productos recomendados

Tónico antiedad que prepara la piel para recibir y absorber tratamientos. Contiene Supplamine y antioxidantes.
Moisturizing Toner with Supplamine

Tonificante con ingredientes activos que calma e hidrata piel seca, sensible y/o con rosácea.
Gentle Toner

Loción tonificante y matificante para piel mixta o grasa que refresca la piel y es queratolítica.
Hydro-Matte Toner

Loción tonificante que refresca la piel y tiene propiedades antisépticas. Controlar los brotes de acné y prepara la piel para los tratamientos.
Clarifying Toner
Humectación - Hidratación
Primero, sería adecuado entender la diferencia entre ambos conceptos:

La hidratación de la piel se refiere a las reservas del agua que encontramos en las capas de la piel. Las células de la piel necesitan agua para desarrollar sus funciones básicas y poder tener una renovación eficiente. Las reservas de agua se pierden durante el proceso de regulación térmica de la piel (con la sudoración) y también por acción de la exposición solar (se evapora). Cuando una piel requiere mayor hidratación (como la piel mixta o grasa) es porque necesita aumentar las reservas de agua en los tejidos, sin exponerse a un exceso de sebo.

La humectación se refiere a las barreras lipídicas de la piel (aceites esenciales). Se debe recordar que cierta cantidad de“grasa”en la piel es deseable ya que esta es la que permite proteger la piel en primera instancia de las abrasiones externas, así como evitar la pérdida de agua. Cuando la piel requiere humectación (como la piel seca o sensible) es porque necesita aceites esenciales para reducir la resequedad e irritación, aumentando las reservas de agua a través de evitar la pérdida de esta.

Los humectantes e hidratantes son los que normalmente conocemos como las “cremas de día y de noche”. Estas son el punto fuerte del cuidado antiedad ya que son las que aportan la mayor parte de los ingredientes activos para nutrir la piel y mejorar la producción natural de colágeno y elastina.

Los humectantes e hidratantes usualmente vienen en presentación de emulsión cremosa, pero también pueden ser sueros concentrados, según las necesidades de la piel, de los ingredientes y la penetrabilidad que se requiere. Siguiendo la regla de ir del más ligero al más denso, los sueros (en caso de usar ambos) deben ir siempre antes que las cremas.

El tipo de piel es determinante para elegir una crema humectante o hidratante de uso diario:

La piel mixta a grasa requiere mayor hidratación que humectación, debe elegir productos oil-free para evitar imperfecciones, optar por queratolíticos que matifiquen (cierren los poros) el rostro y que controlen la sobrepoblación de la bacteria P. acnes y los brotes de acné.

Productos recomendados

Crema matificante y antiedad para piel mixta o grasa con tecnología de microesferas que regulan la producción de sebo.
Hydro-Matte Care Cream

Una crema que previene y frena la formación de imperfecciones en la piel.
Clarifying Cream
La piel seca y sensible necesita productos más suaves, altamente humectantes y que no causen irritación. Es preferible optar por cremas que reduzcan la rosácea, estimulen la formación de colágeno, ofrezcan antioxidantes y brinden suavidad a la piel.
Productos recomendados

Crema suave para piel sensible y con rosácea, ideal para después de un tratamiento.
Gentle Cream

Crema untuosa con un contenido adecuado de Supplamine®, que combate el envejecimiento.
Face Treatment with Supplamine®

Crema con activos para la recuperación post operatoria. Acelera el proceso de recuperación y cuida la piel.
Post Operative Care Cream
Para combatir el envejecimiento necesitamos incluir productos nutritivos de uso diario a nuestra rutina de belleza, tanto sueros como emulsiones, especialmente con ingredientes que estimulen la producción de fibras esenciales como el retinol, las vitaminas antioxidantes, ácido hialurónico y escualeno o que ayuden a combatir las causas principales del envejecimiento prematuro como la glicación, la hiperpigmentación y la inflamación crónica.
Productos recomendados

Tónico antiedad que prepara la piel para recibir y absorber tratamientos. Contiene Supplamine y antioxidantes. Libre de alcohol.
Anti-Oxidant Boost with Supplamine®

Un suero concentrado de vitamina C y oxizomas que combate la edad y ayuda a recuperar la apariencia joven y saludable.
Vitamin C Serum

Crema untuosa ideal para brazos, cuello y escote, con un contenido mayor de Supplamine®, además de ser idóneo para rostros de piel seca.
Advanced Formula with Supplamine

Una crema antiedad con una poderosa combinación de vitamina C y retinol que ayuda a mejorar la complexión de la piel y rejuvenece.
Retinol and C Care Cream
Recomendaciones para usar un producto humectante / hidratante:

Busca productos que no tengan parabenos, conservadores o fragancias añadidas ya que estos pueden causar irritaciones o brotes de acné; así mismo no debemos olvidar revisar la fecha de caducidad, ¡no duran para siempre!

Elegir calidad sobre costo. Sí, a todos nos pesa pagar más dinero en una crema cara, ¡pero es una inversión en tu belleza y la salud de tu piel! A la larga lo barato sale caro ya que las cremas de un litro por pocos pesos tienen resultados tan en el futuro, que terminamos gastando lo mismo, sin contar las cantidades enormes que pueden tener de conservadores.

El humectante y/o hidratante debe aplicarse a todo rostro y cuello, esparciéndolo de forma uniforme y tras usar el tónico o algún suero concentrado. Debe masajearse la piel hasta que absorba completa y correctamente. Usualmente, la recomendación es usar suficiente producto como del tamaño de una nuez para todo rostro y cuello, usar más producto puede solamente desperdiciarlo; sin embargo, esta instrucción puede variar de marca en marca por lo que es recomendable revisar las etiquetas de instrucciones.
Protección Solar
El sol es la principal causa de envejecimiento prematuro en el ser humano ¡increíble! Lo peor es que no sólo estamos expuestos al sol cuando nos da directo, vamos a la playa o hace mucho calor, la radiación solar tiene la capacidad de traspasar nubes, cristales y algunas telas.

Por eso, el protector solar es la médula espinal del cuidado de la piel. Para comprender la importancia de este producto, debemos conocer primero un poco del daño que el sol le hace a la piel:

-La exposición en exceso al sol degrada las fibras de colágeno y elastina en la piel, aumentando la presencia de arrugas.
-El sol en exceso deshidrata la piel, perdiendo humectación necesaria para mantener la elasticidad.
-Puede detonar la aparición de manchas y empeorar el acné.
-La radiación del sol puede llegar a causar cáncer de piel.
Un protector solar es un producto que utilizamos sobre la piel para bloquear o neutralizar el daño de los rayos UVB y UVA durante cierto tiempo, ¡sí, se debe aplicar nuevamente para que no pierda efectividad! ¿Cómo sé cuánto durará mi protector solar? Para eso existe el SPF (ese número indicado en todos los productos con bloqueador solar):

El SPF (Factor de protección solar) se refiere al número de veces que se amplifica la protección natural de tu piel, según el fototipo. Sin embargo, la recomendación general por los dermatólogos es aplicar nuevamente el filtro solar tras dos o tres horas de exposición directa.

Además, existen dos tipos de protección solar: la física y la química, ya que cada piel tiene necesidades diferentes al momento de utilizar un producto.

Un protector solar físico bloqueará la radiación del sol reflejándola con minerales que no penetran en la piel. Los principales beneficios de un protector solar físico es que difícilmente causa irritaciones porque el producto se queda sobre la piel como una especie de film protector. El problema de la protección física es que puede quitarse fácilmente si nos tallamos o nos mojamos.
Productos recomendados

Protector solar mineral (físico) para uso diario y con acabado invisible.
Tizo2 Mineral Sunscreen SPF 40

Protector solar mineral (físico) para uso diario ideal para uso corporal.
Tizo Ultra Sun Protection SPF 40

Protector solar mineral (físico) para labios o zonas pequeñas.
Solar Protection Formula Liptect SPF 45

Protector solar mineral (físico) para piel sensible, ideal para niños.
Solar Protection Formula SPF 58

Protector solar mineral (físico) para uso diario y con un toque de color.
Tizo3 Mineral Sunscreen SPF 40
El protector solar químico funciona penetrando en la piel y sus ingredientes activos reducen el daño que el sol tiene en la piel degradando la radiación. Los beneficios principales del filtro químico es que, al penetrar en la piel, pueden llevar consigo también ingredientes activos antiedad. El inconveniente usual con los filtros químicos es que pueden tener sustancias irritantes para piel sensible.
Productos recomendados

Protector solar físico y químico que es ideal para piel con problemas de pigmentación.
Solar Protection Formula SPF 60

Protector solar de amplio espectro, ideal para proceso de recuperación post operatoria con un toque de color.
Protector Solar de amplio espectro SPF 30

Protector solar físico y químico que es ideal para piel en recuperación post operatoria, piel mixta a grasa y para hombre.
Solar Protection Formula SPF 65
¿Cómo saber qué protector solar es mejor para mí? Para eso es mejor consultar a tu dermatólogo de confianza, ya que él conoce las necesidades de tu piel y puede darte una mejor guía.

Recomendaciones para usar un protector solar:

El protector solar debe ser lo último que aplicamos en la rutina de belleza diaria, estos productos suelen ser mucho más densos que las cremas hidratantes y pueden dificultar la absorción de estas. Usualmente, el protector solar va debajo del maquillaje, incluso si tiene color, puede usarse como base.

Se debe aplicar protector solar a todas las áreas expuestas, no sólo rostro y cuello, sino otras zonas vulnerables como las manos, orejas, nuca y brazos.

El protector solar es un producto de riguroso uso diario, incluso en días nublados, ya que estamos constantemente expuestos a la radiación solar invisible. Incluso, hay expertos que recomiendan usar protectores solares ligeros durante la noche si vamos a estar expuestos a luces incandescentes intensas ya que estas también tienen cierto grado de radiación UV.

El protector solar, independientemente del SPF, se recomienda que sea vuelva a aplicar cada dos o tres horas de exposición directa, para evitar que pierda eficacia por el sudor o los contaminantes ambientales. Sin embargo, no es recomendable dormir con él, se debe retirar durante el paso esencial de la limpieza nocturna.

Para piel sensible o post operatoria, se recomienda un SPF de amplio espectro y con mayor protección de al menos 40, así mismo que sea protección física, para evitar irritación y la aparición de manchas.
Ejercicios Faciales
Practícalos en cualquier lugar y repite 10 veces cada uno. Ejercita todos los músculos de la cara y repite en las zonas que más lo necesiten.

Frente sin arrugas. Coloca tres dedos sobre la frente. Contrae los músculos de la frente y la línea del cabello de modo que los dedos suban y bajen.

Pómulos y mejillas firmes. Pon las manos sobre las mejillas. Inhala y al exhalar lleva los labios hacia adelante lo más posible, mientras las manos presionan los músculos de las mandíbulas hacia atrás. Vuelve a la posición inicial.

Reafirma rostro y cuello. Con la boca cerrada, puños cerrados y pulgares bajo la barbilla, encaja el mentón en el espacio existente entre los pulgares e índices. Inhala y al exhalar empuja fuerte con los pulgares hacia arriba, al mismo tiempo que intentas abrir la boca todo lo que puedas. Inhala, relaja y abre la boca todo lo que puedas. Exhala y empuja con los pulgares hacia arriba para intentar cerrar la boca.

Contra la papada. Cruza los brazos sobre el pecho y alarga el cuello hacia adelante. Gira lentamente la cabeza hacia la derecha y déjala así unos segundos, sin bajar el mentón hacia el hombro. Luego gírala hacia la izquierda y mantenla.

Labios hermosos. Jala con los pulgares el interior de las comisuras de los labios. Inhala y al exhalar intenta pronunciar la letra O y cerrar la boca, manteniendo la presión de los dedos.

Cuello siempre joven. Con la cabeza recta, inhala y al exhalar estira el cuello hacia arriba. Inclínala hacia un lado y continúa girando hacia atrás.

¿En qué me ayuda los ejercicios faciales?
- A contrarresta la deshidratación Tonifica y desarrolla los músculos de la cara.
- Relaja la expresión, haciendo que tu rostro luzca en todo su esplendor.
- Atenúa las arrugas de la piel.
- Devuelve la frescura a las caras envejecidas o demacradas.

¿Cómo debo practicarlos?
- Haz los ejercicios lenta y tranquilamente, a fondo y sin interrupciones.
- El mejor momento para hacerlos es por la noche, porque relajas la tensión acumulada en el día y eliminas toxinas.
- Para ver sus beneficios, debes hacerlos mínimo dos veces por semana.
- También es bueno hacerlos antes de aplicarte un producto facial, porque activas la circulación y tu piel lo absorbe mejor.
Nuestra revista:
Nuestras páginas especializadas:
© Copyright 2015, Grupo Venta Internacional S.A de C.V. Todos los derechos reservados.
Aviso de privacidad