Problemas Específicos
Envejecimiento
El envejecimiento es un ciclo natural de la vida, conforme va pasando el tiempo, la oxidación normal del organismo debilita los órganos, entre ellos la piel, dejando signos visibles como las arrugas. Si bien no es un “problema” de la piel como tal, sí afecta nuestra apariencia estética y su funcionalidad defensiva contra los daños ambientales.

Conforme la piel va envejeciendo, se reduce su capacidad para sintetizar y producir fibras esenciales como el colágeno y la elastina, por lo que va perdiendo firmeza, elasticidad, tono y suavidad.

¿Dónde notamos los signos del envejecimiento?

Pérdida de firmeza y tono en la piel, debido a que se debilitan y se rompen las cadenas de colágeno y elastina, la piel entonces tiene menos capacidad de retornar a su forma original y los estiramientos naturales por la gravedad causan flacidez.

Arrugas y líneas finas. La piel se encuentra más reseca y con menos elasticidad, por lo que terminan formándose surcos en las líneas de expresión alrededor de los labios, frente y contorno de ojos.

Manchas que van apareciendo en la piel, causadas por el daño solar, cambios hormonales y cicatrices de acné.

Resequedad y deshidratación de la piel. Con el tiempo, vamos perdiendo aceites esenciales y reducen las reservas de agua, esto dará pie a la aparición de arrugas y pérdida de suavidad.

¿Qué factores externos aceleran el envejecimiento?

La glicación proteica es un proceso en que el cuerpo produce, debido al consumo excesivo de azúcares, una enzima llamada Fructosamina 3-kinasa, responsable de producir proteínas glicadas y estimular la formación de una molécula tóxica llamada 3DG. La 3DG (3-Deoxiglucosa) daña las fibras de la piel, acelerando la formación de arrugas.

El daño solar causa irritaciones, inflamación y deshidratación, acelerando la pérdida de elasticidad y degradando el colágeno de la piel.

Los radicales libres son moléculas reactivas que flotan en el ambiente y que al hacer contacto con las células de la piel reaccionan, produciendo estrés oxidativo, lo cual acelera el envejecimiento.

¿Cómo revierto o detengo el envejecimiento prematuro?

Para revertir el envejecimiento o retardar sus efectos, la piel requiere una rutina de cuidados esenciales que no te puede fallar:

-Limpieza y tonificación: esto ayudará a eliminar las células muertas y la contaminación, estimulando la renovación celular y así aumentando el número de células sanas en la piel.

-Humectación e hidratación: la humectación ayuda a mantener los aceites esenciales en la piel y previene la pérdida de agua, así la piel es más elástica y suave. La hidratación, por su parte, aporta el agua necesaria para que las células de la piel desempeñen correctamente su función.

-Nutrición: usar productos enriquecidos con vitaminas, retinol, elastina y demás nutrientes le dará a la piel la oportunidad de mejorar sus procesos y envejecer menos con el tiempo.

-Protección solar: más que vital, el sol es la principal causa del envejecimiento ya que degrada las fibras de colágeno, reseca la piel y propicia la aparición de manchas. ¡Nunca debes salir de casa sin tu protección adecuada!
Productos recomendados

Tónico antiedad que prepara la piel para recibir y absorber tratamientos. Contiene Supplamine y antioxidantes.
Moisturizing Toner with Supplamine

Un limpiador antiedad formulado para eliminar las impurezas de la piel.
Moisturizer Cleanser with Supplamine®

Crema untuosa con un contenido adecuado de Supplamine®, que combate el envejecimiento.
Face Treatment with Supplamine®

Un tratamiento para el contorno de los ojos con Supplamine®. Probado oftalmológicamente.
Eye Treatment with Supplamine®

Crema rejuvenecedora para manos con Supplamine®.
Hand Treatment with Supplamine®
Daño Solar
Cuando el envejecimiento se acelera por causa del daño solar se le llama “fotoenvejecimiento”. Cuando la radiación UV afecta directamente la piel, esta activa el efecto de los radicales libres en la piel, los cuales reaccionan, degradando el colágeno de la piel. A este proceso le llamamos “estrés oxidativo”, cuando los daños del ambiente, detonados por el sol, envejecen la piel.

Daño Ambiental

La piel posee una “memoria” propia y va registrado y acumulando todos los daños que recibe por parte del medio ambiente y la radiación solar, estos daños que hoy parecen no tener efecto, a la larga producirán:

-Manchas oscuras
-Arrugas más gruesas y marcadas
-Piel seca, amarillenta y áspera
-Flacidez

¡Pero no hay que temer! Es mejor prevenir que lamentar y el daño solar se puede evitar utilizando protección solar de forma diaria. Está comprobado que quienes utilizan protector solar desde edad temprana y son constantes en su uso diario reducen dramáticamente la posibilidad de sufrir estos problemas, para así mantener una piel saludable y bella por más tiempo.

Sin embargo, el daño solar se puede revertir con productos dermatológicos que combatan los radicales libres con antioxidantes y regeneradores esenciales como el retinol y la vitamina C.
Productos recomendados

Protector solar mineral (físico) para uso diario y con un toque de color.
Tizo3 Mineral Sunscreen SPF 40

Protector solar mineral (físico) para uso diario y con acabado invisible.
Tizo2 Mineral Sunscreen SPF 40

Crema renovadora que suaviza la piel, arrugas y líneas finas con una formulación antiedad exclusiva, para una piel radiante y joven.
L-Retinol Smoothing Cream

Un suero concentrado de vitamina C y oxizomas que combate la edad y ayuda a recuperar la apariencia joven y saludable.
Vitamin C Serum

Una crema antiedad con una poderosa combinación de vitamina C y retinol que ayuda a mejorar la complexión de la piel y rejuvenece.
Retinol and C Care Cream
Cáncer de piel Es un crecimiento incontrolable de células cutáneas que se puede extender desde la piel a otros tejidos u órganos si se deja sin examinar.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

• Color de piel: los cánceres de piel son más comunes en personas de piel, ojos y cabello claros.
• Genética: el hecho de tener antecedentes familiares de melanoma incrementa el riesgo de desarrollo de cáncer de piel.
• Son más comunes después de los 40 años de edad.
• Exposición al sol y quemaduras solares: Se presenta en áreas regularmente expuestas a la luz solar o a otro tipo de radiación ultravioleta.

El cáncer de piel se puede desarrollar en cualquier persona y no sólo en las que tienen los factores de riesgos mencionados. Las personas jóvenes y sanas, incluso aquellas de ojos, cabellos y piel oscura, pueden desarrollar este tipo de cáncer.

¿Cuáles son los tipos de cáncer de piel?

Carcinoma Basocelular: Es el tumor más común y el menos peligroso si se detecta a tiempo. Comienza por un pequeño hundimiento de piel que sangra, provoca picazón y hace una costra que nunca cura. Este tipo de cáncer de piel no se expande a otras partes del cuerpo, pero si no se trata, puede llegar al hueso provocando daños serios e irreversibles.

Carcinoma Espinocelular: Es el segundo tipo de cáncer de la piel más frecuente. Se presenta como una placa roja ulcerada. Este tipo de cáncer alcanza grandes tamaños, y de no tratarse se expande.

Melanoma Maligno: Es el menos común de los tres pero el más agresivo. Puede aparecer de repente en cualquier parte del a piel, es decir, en zonas expuestas o no al sol. Los lunares son el origen y pueden afectar a personas de piel clara o piel oscura.

¿Cómo puedo prevenir el cáncer de piel?

La forma más importante de reducir el riesgo de desarrollar un cáncer de la piel es evitar exponerte sin protección a los rayos solares y a otras fuentes de luz ultravioleta.

El uso de protector solar adecuado para tu piel diariamente.

No se deben usar cabinas bronceadoras. La exposición excesiva a la luz ultravioleta puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de la piel. La exposición a ciertos productos químicos como el arsénico, la parafina y ciertos tipos de aceites. La exposición a la radiación como la producida por la radioterapia.

Las lesiones o inflamaciones graves o prolongadas de la piel, como pueden ser las quemaduras graves.

Pueden hacerse autoexámenes de la piel en forma regular para notar algún cambio en la piel. Los lunares que cambian de color, aumentan de tamaño o se elevan bruscamente, pueden ser signos de alarma. Picor, sangrado o presencia constante de costras porque la lesión no cicatriza bien, son signos del a presencia de cáncer en la piel.

El autoexamen debe hacerse al menos 1 vez al mes, con ayuda de un espejo, y enfatizando en las zonas siguientes: Pabellones auriculares, labios, nariz, cara, cuello (región posterior), brazos, tórax anterior, piernas y pies, ya que son los sitios más frecuentes de cáncer de piel.

Es importante que si se nota cualquiera de estos cambios se acuda con un especialista. El médico observará el problema y hará otras preguntas u otros exámenes, dependiendo del estado de salud en particular.
Hiperpigmentación
La hiperpigmentación es la condición de la piel donde apreciamos manchas o zonas más oscuras, debido a la exposición directa al sol. La hiperpigmentación puede presentarse en zonas específicas o en grandes parches en la piel.

¿Por qué se producen las manchas en la piel?

La melanina es lo que nos da el tono y esta es producida por los melanocitos dentro de las capas de la piel. Cuando se estimula a los melanocitos a producir melanina en exceso, por diversas causas, estas crean zonas más oscuras en la piel, dando paso a la hiperpigmentación.

Daño solar: la exposición directa al sol puede causar que los melanocitos tengan esta sobreproducción de melanina, por causa de la radiación UV.

Inflamación crónica y acné: el proceso inflamatorio de la piel también puede estimular la sobreproducción de melanina, especialmente si es crónico.

Para detener y tratar la hiperpigmentación en la piel es esencial:

Reducir e inhibir el mecanismo de la melanogénesis, la sobreproducción de melanina.

Acelerar el proceso de renovación celular cutánea para eliminar las manchas (superficiales) a través de la descamación natural progresiva.

Proteger la piel del daño solar, para evitar que este active el mecanismo de pigmentación.

Las manchas en la piel no sólo afectan la apariencia física sino que pueden causar problemas en la autoestima de la persona y como mayormente es un problema que puede tratarse, no está demás probar opciones tópicas o procedimientos estéticos para reducir su apariencia.

Dependiendo de la profundidad de las manchas, será el tratamiento adecuado o el conjunto de tratamientos a utilizar.

Para hiperpigmentación de la epidermis superficial, se puede usar monoterapia con productos tópicos que inhiban la producción de melanina y exfolien las células de la piel para ir eliminando paulatinamente la mancha. Para hiperpigmentación de la dermis superficial, se requiere una terapia combinada con tratamientos dérmicos como láser o peeling, más productos tópicos complementarios.

Cuando se tiene una hiperpigmentación en la dermis profunda, probablemente no se pueda eliminar la mancha por completo, pero pueden usarse procedimientos químicos o láser mucho más profundos y complementar con cuidados en casa para reducir un gran porcentaje de la pigmentación.
Productos recomendados

Una fórmula única con ingredientes innovadores para reducir los desórdenes de pigmento en la piel, unificando el tono.
Lightening Cream

Crema renovadora que suaviza la piel, arrugas y líneas finas con una formulación antiedad exclusiva, para una piel radiante y joven.
L-Retinol Smoothing Cream

Un suero concentrado de retinol con propiedades antiedad y para normalizar la actividad de la piel.
Concentrado de Retinol

Una crema antiedad con una poderosa combinación de vitamina C y retinol que ayuda a mejorar la complexión de la piel y rejuvenece.
Retinol and C Care Cream

Protector solar mineral (físico) para uso diario y con un toque de color.
Tizo3 Mineral Sunscreen SPF 40

Protector solar mineral (físico) para uso diario y con acabado invisible.
Tizo2 Mineral Sunscreen SPF 40
Acné
Las imperfecciones causadas por el acné son comunes en la piel mixta o grasa, pero no exclusivas de esta, ya que también podrían llegar a afectar la piel seca en condiciones de poca higiene, por desórdenes hormonales o por efecto de la contaminación ambiental. El acné es una de las menos deseables afectaciones de la piel ya que, severo o no, dan una apariencia descuidada y poco estética, lo que afecta la autoestima de quien lo padece.

El acné es de las afecciones de la piel más comunes, especialmente durante la adolescencia, porque un gran porcentaje de la población lo experimenta aunque en diferentes severidades. Cuando el acné suele ser simple, normalmente noes algo para preocuparse ya que con cuidados adecuados y productos dermatológicos se puede eliminar. El problema está cuando el acné es severo, entonces debe ser manejado adecuadamente por un dermatólogo con tratamientos adecuados para reducir las imperfecciones, controlar las incomodidades y evitar las cicatrices de acné.

Existen dos tipos comunes de acné:

Inflamatorio: el que conocemos comúnmente como las espinillas y los barros. Este acné forma pústulas en el rostro que pueden ser o no sensibles al tacto. Son los puntos blancos con pus que conocemos y que todos tememos.

Retencional: los puntos negros que aparecen normalmente en nariz y mejillas. El acné retencional no causa espinillas ya que no existe una inflamación del poro, sólo un bloqueo por suciedad y exceso de grasa. Este tapón se oxida al estar expuesto al aire del ambiente y adquiere esa coloración negra.

La afectación del acné surge de tres grandes factores que debemos conocer y atacar si queremos un cutis bello y saludable:

Sobreproducción de grasa: las personas de piel mixta o grasa suelen tener una mayor producción de sebo en el rostro, por eso es tan importante la limpieza dos veces al día, para eliminar el exceso y controlar la producción, evitando así los brotes de acné. Entre más grasa produzca la piel, más fácil es que se obstruyan los poros.

Colonización bacteriana: seguramente todos hemos oído hablar, aunque sea poco, sobre la bacteria P. acnes. Este bacilo es anaerobio, es decir no requiere oxígeno para sus procesos metabólicos y puede sobrevivir sin él. Esta bacteria está presente en la piel en diferentes cantidades y se alimenta de las secreciones sebáceas (la grasa de la piel) y los corneocitos en la piel. Cuando un poro se tapa (por contaminación, exceso de grasa u otra razón), hay un aumento de bacterias, detonando el proceso de formación del acné.

Inflamación: el término adecuado es el “engrosamiento dérmico”. Cuando se tapa el poro y la bacteria prolifera, se produce inflamación en la piel, un mecanismo natural de defensa del organismo.

Consejos para evitar el acné: Es muy importante tener una limpieza adecuada al momento de evitar el acné. Si una de las causas principales es la obstrucción de los poros, debemos evitar a toda costa la acumulación de grasa, contaminantes y células muertas en el rostro. Para ello, es importante utilizar limpiadores faciales sin alcohol y oil-free, limpiando dos veces al día, en la mañana y en la noche. La exfoliación regular también es esencial para prevenir imperfecciones, especialmente con queratolíticos que destapen los poros obstruidos y matifiquen el rostro. Sin embargo, no debemos abusar de la limpieza facial. Si limpiamos con exceso durante el día, despojamos a la piel de sus capas de protección esenciales y esto no sólo la deja vulnerable, sino que aumenta la producción de sebo, para compensar el faltante y puede crear, a la larga, más acné.

Evitar la transferencia de bacterias externas al rostro también es vital para frenar la aparición de imperfecciones. Las cosas que tenemos alrededor y que usamos día con día cerca de nuestro rostro: el celular, audífonos, accesorios, así como el cabello, tienen bacterias que podemos pasar al rostro cuando hacen contacto con él, sin darnos cuenta.

No pellizcar ni reventar las espinillas: esto puede detonar más acné si transferimos las bacterias a otro lado del rostro; además, pueden quedar cicatrices, manchas y causar irritación.
Productos recomendados

Un limpiador que no es agresivo con la piel y que la mantiene libre de bacterias. Ayuda a renovar las capas de la piel y es refrescante.
Clarifying Cleanser

Loción tonificante que refresca la piel y tiene propiedades antisépticas. Controlar los brotes de acné y prepara la piel para los tratamientos.
Clarifying Toner

Una crema que previene y frena la formación de imperfecciones en la piel.
Clarifying Cream

Un concentrado de ingredientes activos que actúa en contra de las imperfecciones del rostro.
Spot Treatment Fluid

Un concentrado de ácidos en textura de gel que estimula la renovación de la piel con problemas.
Acido Gel

Protector solar físico y químico que es ideal para piel en recuperación post operatoria, piel mixta a grasa y para hombre.
Solar Protection Formula SPF 65
Cicatrices
importante romper el mito entorno a las cicatrices: no son malas. ¡Exacto! La cicatrización es un proceso natural del cuerpo con el cual se regenera la piel tras una incisión o trauma que haya sufrido. La cicatrización es buena y deseable, ya que queremos que la piel sane y cierre, para evitar así infecciones o necrosis en la zona.

La cicatrización es el resultado de diferentes fases biológicas en el cuerpo:

Fase inflamatoria: como su nombre lo indica, se caracteriza principalmente por una inflamación de la herida aún expuesta. En esta etapa, la suciedad y bacterias se son fagocitadas y las células se preparan para su proceso de división.

Fase proliferativa: la herida comienza a contraerse y hay una mayor producción de colágeno en la zona, formándose tejido granular. Durante esta fase se da la angiogénesis (formación de nuevos vasos sanguíneos) a partir de los vasos sanguíneos circundantes. Los fibroblastos de la piel se activan para formar nuevas redes extracelulares. Una vez que las células producidas en esta etapa han terminado su labor, las sobrantes sufren apoptosis (mueren).

Fase de modelado: la nueva producción de colágeno se modela en la zona, realineandose en un proceso que es complejo y frágil ya que puede afectarse por padecimientos crónicos o causas externas.

Una vez que la herida ha cerrado y la cicatrización ha terminado, lo que queda es una marca, algunas veces estética otras no, que es lo que llamamos cicatriz. Según el proceso de cicatrización tenido, afectará la calidad estética de esta.

Cuando la piel queda abultada, como con pequeños nudos fibrosos y enrojecida, entonces hablamos de cicatrices queloides o hipertróficas. Estas cicatrices son las que comúnmente se quieren evitar ya que son poco atractivas visualmente y pueden crear complejos emocionales en quien las padece.

¿Cómo se tratan las cicatrices?

Para reducir la apariencia de las cicatrices queloides e hipertróficas es necesario un tratamiento tópico que reorganice las células, aplanando los abultamientos. Para esto, se requiere un espacio con la oxigenación y humedad adecuadas, para que el tratamiento pueda afectar las fibras de manera efectiva.

Es común el uso de silicones médicos para la reducción de cicatrices queloides e hipertróficas. Para conocer más al respecto del tratamiento adecuado, se debe consultar al especialista médico para una guía certera.
Productos recomendados

Concentrado de siliconas y lípidos para el tratamiento de cicatrices post operatorias y aceleración del proceso de recuperación.
Silico-Lipid Serum

Láminas de gel de silicón grado médico con un lado no adhesivo.
Parches de gel de silicón grado médico

Lápiz aplicador de gel de silicón para el tratamiento de cicatrices.
ProSil, lápiz aplicador para tratamiento de cicatrices

Láminas de gel de silicón grado médico con un lado no adhesivo.
Láminas estándar de gel de silicón grado médico

Láminas de gel de silicón grado médico con un lado no adhesivo.
Láminas grandes de gel de silicón grado médico

Crema con activos para la recuperación post operatoria. Acelera el proceso de recuperación y cuida la piel.
Post Operative Care Cream

Protector solar mineral (físico) para uso diario ideal para uso corporal.
Tizo Ultra Sun Protection SPF 40
Psoriasis
Uno de los padecimiento más incómodos de la piel. La psoriasis es una enfermedad común que puede padecer cualquier tipo de piel. Aparece comúnmente entre los 15 y 35 años de edad, sin distinción de género.

La psoriasis está clasificada como una enfermedad autoinmune, es decir, el cuerpo ataca las células saludables de la piel por error, inflamando y destruyendo el tejido.

¿Qué es la psoriasis?

La enfermedad consiste en una producción excesiva de células cutáneas en la piel. Normalmente, el proceso de renovación celular lleva alrededor de 28 días. Cuando existe la condición de psoriasis, las células se producen en dos semanas, lo que lleva a una acumulación excesiva de células que causan el abultamiento e inflamación en las capas superiores.

Visualmente sus síntomas son evidentes: costras rojizas cubiertas de escamas blanquecinas que se deshacen fácilmente y causan una sensación aguda de comezón y ardor.

A pesar de que no se conoce mucho acerca de cómo manejar y las causas principales de esta enfermedad, se consideran como factores de riesgo a:

-Infecciones bacterianas
-Piel reseca
-Lesiones como quemaduras o picaduras de insectos
-Estrés
-Poca luz solar o exposición en exceso (fotoalergia) -Consumo excesivo de alcohol

Las personas que padecen psoriasis usualmente sufren de piel seca y escamosa con parches rojizos y con abultamientos gruesos. Estas pueden causar incomodidades que van desde irritaciones constantes hasta dolor en las articulaciones.

Existen diferentes tipos de psoriasis, según el nivel de afectación y los síntomas presentados:

Eritrodérmica: enrojecimiento de la piel intenso y en zonas muy amplias.

Guttata: pequeñas manchas rojas o rosáceas distribuidas por el cuerpo.

Inversa: enrojecimiento e irritación en zonas escondidas del cuerpo como la ingle, las axilas y en pliegues de la piel.

En placa: el tipo más común de psoriasis que se presenta como parches rojizos con escamas blancosas.

Pustular: ampollas blancas con pus, rodeadas por zonas enrojecidas e irritadas.

No existe una cura específica para la psoriasis, pero el uso de diferentes productos tópicos puede ayudar a reducir las incomodidades y tener un mejor pronóstico. Lo mejor es consultar al especialista al respecto de diferentes opciones para el tratamiento de esta condición.
Nuestra revista:
Nuestras páginas especializadas:
© Copyright 2015, Grupo Venta Internacional S.A de C.V. Todos los derechos reservados.
Aviso de privacidad