Inyectables
Inyectables dérmicos: conforme vamos envejeciendo, las arrugas, líneas finas y pliegues del rostro se marcan cada vez, pasando de pequeños surcos a gruesas líneas marcadas. Esencialmente, estas aparecen por la combinación de varios factores: la pérdida de hidratación en la piel, la falta de elasticidad y una menor producción de colágeno.

Si bien los productos nutrientes tópicos como las cremas y los sueros son una gran ayuda, existen procedimientos pocos invasivos que pueden ofrecer una solución más efectiva. Los inyectables dérmicos con sustancias que se inyectan en la piel del rostro, a diferentes niveles de la dermis y que rellenan los surcos desde adentro, para tener una corrección de las arrugas casi instantánea y de larga duración.

Un inyectable dérmico principalmente puede cumplir las funciones de humectar, rellenar y estimular la formación de colágeno, dependiendo de la sustancia usada. Los más comunes y seguros se componen de ácido hialurónico, toxina botulínica clase A y compuestos como la hidroxiapatita de calcio.

Este procedimiento estético es seguro en manos de un médico experto: Dermatólogo o Cirujano Plástico y suelen tener pocos o nulos efectos secundarios.Los inyectables se colocan con agujas estériles en las zonas del rostro a tratar, dentro del consultorio médico. Pregunta a tu especialista por las mejores opciones de relleno dérmico.

Nuestra revista:
Nuestras páginas especializadas:
© Copyright 2015, Grupo Venta Internacional S.A de C.V. Todos los derechos reservados.
Aviso de privacidad